ABOGADOS PRESENTAN FORMALMENTE AL CONGRESO DEL ESTADO INICIATIVA LEY DE PROTECCIÓN DE LAS PERSONAS CONTRA ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN POR VÍAS AÉREAS Y SIMILARES.

27

El Congreso del Estado está en la mejor disposición de escuchar y
generar la participación ciudadana que tenga el interés de contribuir a
enfrentar con mayor responsabilidad la crisis sanitaria generada por la
pandemia del COVID-19 en San Luis Potosí, porque en estos momentos
se debe privilegiar la salud y la vida de los ciudadanos, señaló el
presidente de la directiva de la LXII Legislatura, diputados Martín Juárez
Córdova.
Fue durante una reunión que sostuvo con un grupo de abogados que
presentaron formalmente ante el Congreso del Estado, la iniciativa de la
Ley de Protección de la Personas contra Enfermedades de Transmisión
por Vías Aéreas y Similares del Estado de San Luis Potosí, que busca
generar conciencia en la ciudadanía para el uso del cubrebocas y,
contribuir a que disminuyan los contagios y las muertes por el COVID-
19.
Esta reunión que se desarrolló respetando los protocolos sanitarios,
estuvo el diputado Martín Juárez, así como los abogados, Francisco Átala
Dewey, Iván Gauna González, Irais González Zúñiga y Beatriz Sarahí

2
Aguilera, quienes expusieron que la intensión de esta Ley, es el
establecer de manera obligatoria el uso de barreras para la protección
de ojos, boca y nariz (cubrebocas-lentes), ante una situación de
emergencia sanitaria que se enfrenta en la actualidad.
La iniciativa fue entregada a la Oficialía de Partes del Congreso del
Estado, donde el diputado Martín Juárez, se comprometió a darle el
trámite correspondiente para ser atendida en base a la urgencia que
amerita la ocasión, pues recordó que el Poder Legislativo y el trabajo de
sus diputados está calificado dentro de las actividades esenciales a fin
de que puedan atender cualquier situación extraordinaria que se pueda
presentar ante una condición de emergencia.
Mientras tanto, los abogados señalaron que “no se busca crear una ley
que este sustentada en castigar o una situación represora en contra de
la ciudadanía, sino buscar disminuir el número de contagios en la
población a consecuencia del Covid-19”. Además se explicó que como
punto principal se propone que el ciudadano que no porte un cubrebocas
y pretenda ingresar a una plaza comercial, transporte, instituciones
públicas, restaurantes, sea sujeto a una amonestación verbal, sin
embargo en caso de entender se procederá a invitarlo a retirarse del
lugar o en su defecto hacer uso de la fuerza pública exclusivamente para
retirarlo del lugar.
Expusieron que dentro de las sanciones de esta nueva ley se plantea la
aplicación de una multa que va de 1 UMA a 10 UMAS (85 pesos a 850
pesos), mientras que a un servidor público que permita el ingreso a una
institución o realice reuniones sin portar el cubrebocas, así como a los
propietarios de establecimientos comerciales, y transporte, que lo
permitan, serán acreedores a una multa económica que va de 100 a
1000 UMAS.
Además, se consideró que para ser aplicables estas disposiciones se
tendrá que establecer algunas atribuciones a la Secretaria de Salud, así
como a las corporaciones de seguridad pública a fin de que puedan
invitar a la población a portar las barreras de protección para la
prevención de contagios y en todo caso para hacer efectivas las multas,
sin que ello, contemple la figura del arresto u otra medida coercitiva que
pudiera ir en detrimento de libre tránsito o derechos humanos de las
personas.