ANTE EL INCREMENTO DE DELITOS COMETIDOS POR PERSONAS QUE VIAJAN EN MOTOCICLETAS, ES NECESARIO ELABORAR UN PADRÓN DE UNIDADES

186

Los motociclistas no deben ser criminalizados pero sí es necesario que
haya un padrón para conocer quién es el propietario de cada unidad que
circula en las calles, a fin de que la autoridad realice investigaciones con
mayor facilidad y prontitud cuando una unidad se vea inmiscuida en un
hecho delictivo, aseguró la diputada Beatriz Eugenia Benavente
Rodríguez.
La presidenta de la Comisión de Seguridad Pública, Prevención y
Reinserción Social del Congreso del Estado, señaló que es importante
cruzar datos entre las agencias o tiendas departamentales que venden
motocicletas y los pagos que hacen por derechos ante la Secretaría de
Finanzas, para tener información fidedigna de cada una de las unidades.
Dentro de los compromisos que se han hecho de interlocución con la
ciudadanía, la legisladora se reunió con motociclistas identificados como
“Choopers” que llevan muchos años practicando esta actividad, quienes
expusieron que en realidad es un problema no tener el padrón por lo
que sugirieron que se trabaje en ese sentido.
“Vamos a entrar al análisis de esta posibilidad, porque
desafortunadamente se está mal usando la motocicleta en actividades
delictivas, pero hay gente que la utiliza como medio de transporte de
esparcimiento, para viajar y convivir, de tal suerte que hay que tomar
medidas sin perjudicar a la gente que no tiene ningún problema”,
expuso.

2
La diputada Benavente Rodríguez añadió que “no podemos
criminalizarlos, estamos en la lógica de buscar opciones para hacer
identificables a los propietarios y usuarios de las motocicletas, porque
también se da el caso de que se roban las unidades para delinquir, es un
asunto en el que se deben tomar múltiples medidas”.
Añadió que tampoco se puede permitir el hostigamiento institucional
hacia los motociclistas y de eso depende la pericia de las autoridades
para detectar a quienes usan las motocicletas de manera adecuada y
quienes pudieran estar en condiciones de ser potenciales responsables
de la comisión de un ilícito.