Artistas mexicanos y alemanes concluyeron residencia en el CEART

254

Con “Between Madness and Idyll”, una composición coreográfica y musical que fue
presentada el 3 y 4 de diciembre en el Foro Black Box del Área de Danza del Centro de las
Artes de San Luis Potosí Centenario, un grupo de diez artistas mexicanos y alemanes
encabezados por Melva Olivas en la dirección general y coreográfica, y por Viola
Schmitzer en la dirección musical, concluyeron su residencia artística en el CEARTSLP.
“Between Madness and Idyll” es una pieza que surge a partir de la reinterpretación
de la 3ª Sinfonía de Brahms. Esta composición coreográfica y musical es resultado de una
residencia de creación que realizaron cinco bailarines mexicanos con cinco músicos
alemanes gracias al apoyo de “Goethe-Institut Mexiko”, el FONCA, y la Secretaría de
Cultura a través del CEARTSLP. La primera residencia se hizo en Alemania y la segunda
en el CEARTSLP.
Melva Olivas explicó que este proyecto surgió con la intención de fusionar la
música clásica y la coreografía, ya que los bailarines que participan también intervienen en
escenas donde hay música, ya sea cantando o tocando algún instrumento, y a su vez, los
músicos se involucran en algunas de las coreografías que hay en diversas escenas de la
pieza.
Una de las características principales de “Between Madness and Idyll” es que su
ejecución se llevó a cabo en diversos espacios del Foro Black Box del CEARTSLP sin la
necesidad de tener un escenario fijo.
Esta pieza dio inició en las escalares del Área de Danza que conducen al Foro Black
Box, donde un bailarín ejecutó una breve escena acompañado de dos músicos. Para el resto
de las escenas que conforman esta composición, los músicos y bailarines utilizaron todo el
espacio del Foro Black Box, a través de coreografías con movimientos circulares sobre el
escenario, y breves interpretaciones de música clásica fusionadas con ritmos con el son
jarocho a partir de instrumentos como la jarana y el arpa.
Melva Olivas dijo que la idea de que la pieza se ejecute de esta forma es para que la
gente pueda involucrarse con los bailarines y músicos “es una propuesta que quisiéramos
seguir manteniendo, sabemos que a veces no todo el público está acostumbrado a vivir una

pieza de esa manera pero yo considero que cambia cuando estás cerca de los intérpretes
porque puedes ver cada detalle de sus movimientos. La pieza está diseñada para que el
público tenga espacios para caminar y cambiarse de lugar”.
Finalmente, Melva Olivas consideró que las instalaciones del Área de Danza del
CEARTSLP son óptimas para trabajar con proyectos interdisciplinares ya que el mismo
espacio hace que los músicos y bailarines piensen la ejecución de su proyecto con base en
el espacio físico del CEART.