Brillar como la luz

948

La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad; sólo la luz puede hacerlo.

El odio no puede expulsar al odio; sólo el amor puede hacer eso

.-Martin Luther King, Jr.

 

 Colaboración de Coco Zavala para más información contáctala en sus redes sociales en Facebook como @Mediación y Mindfulness San Luis Potosi

 

Cierto día, el fósforo le dijo a la vela: Hoy te encenderé.

_ ¡Oh no!, dijo la vela. Tú no te das cuenta que, si me enciendes, mis días estarán contados? no me hagas una maldad de ésas.

_Entonces, preguntó el fósforo ¿tú quieres permanecer así toda tu vida? Dura, fría y sin haber brillado nunca?,

_Pero tienes que quemarme? Eso duele y además consume todas mis fuerzas. Murmuró la vela.

Entonces, respondió el fósforo: Tienes toda la razón! pero ésa es nuestra misión. Tú y yo fuimos hechos para ser luz y lo que yo, como fósforo puedo hacer, es muy poco, mi llama es pequeña y corta; pero si te paso mi llama, cumpliré con el sentido de mi vida. Yo fui hecho justamente para eso. Para comenzar el fuego. Ahora, tú eres una vela y tu misión es brillar. Todo tu dolor y energía se transformarán en luz y calor por un buen tiempo.

Oyendo eso, la vela miró al fósforo que ya estaba en el final de su llama y le dijo:
_ ¡Por favor, enciéndeme!

Y produjo una linda llama.

En la vida, todas las personas tenemos que afrontar muchos desafíos que nos ponen a prueba con el pasar de los años, y nos enfrentamos a decisiones que nos confrontan a decidir si quedarnos en nuestra zona de confort, o asumir el reto de ir en pos de nuestros sueños.

Nadie dijo que sería fácil, ni que el camino estuviera exento de dolor, más sin embargo una vez despertada la voz interior, nadie ni nada, puede acallarla. Y no hablo de proezas heroicas propiamente dichas, sino de amar lo que hago y hacer lo que amo: Y esto puede ser tan simple o tan complejo como lo queramos ver.

Es prestar atención a mis dones y talentos, y a estos agregarle el ingrediente principal que es el amor y el deseo compasivo de compartir con otros Seres, para convertirme en esa vela que iluminará mi pensar, mi sentir y mi actuar, para en esa congruencia iluminarme, iluminando.