CONMEMORA SECRETARÍA DE SALUD EL DÍA MUNDIAL SIN TABACO.

58

A nivel mundial, el consumo de tabaco y la exposición al humo generado por las y los fumadores mata a más de 8 millones de personas cada año, para mantener sus ingresos, las industrias tabacaleras y otras relacionadas buscan continuamente a nuevos consumidores para sustituir a los que mueren a causa de sus productos, y de acuerdo a la
publicación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en mayo 2020, las empresas tabacaleras gastaron más de 9 mil millones en marketing y publicidad, informó Juan Antonio Marmolejo Espinoza, Responsable Estatal del Programa de Espacios 100 por ciento libres de humo de tabaco de la Secretaría de Salud.
El funcionario estatal explicó que el tabaco es la causa del 25 por ciento de todas las muertes por cáncer en el mundo, y que el consumo de nicotina y productos de tabaco aumenta el riesgo de padecer cáncer, enfermedades cardiovasculares y neumopatías.
Agregó que según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (2018) en México, la
prevalencia global de consumo de tabaco entre los adultos de 20 años y más es de 17.9
por ciento, lo que corresponde a casi 15 millones de fumadores; en los hombres es de
28.4 por ciento y en las mujeres de 9.2 por ciento.
En México, la prevalencia global de consumo actual de tabaco entre los adolescentes es
de 5.7 por ciento, es decir, 1.3 millones de fumadores; de los que el porcentaje en
hombres adolescentes es de 8.8 por ciento (1 millón 014 mil fumadores) y en las mujeres
adolescentes de 2.6 por ciento (290 mil fumadoras).
Considerando que los nuevos productos de tabaco como los productos vaporizados o
calentados se encuentran prohibidos en México, de acuerdo con la Ley de los Impuestos
Generales de Importación y Exportación, la prevalencia de consumo de cigarros
electrónicos en México es de 1.2 por ciento (1 millón 02 usuarios), de 1.9 por ciento (711
mil 100 usuarios) en los hombres y de 0.7 por ciento en las mujeres (311 mil 900 usuarias);
y de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018, en México se estima que
anualmente mueren poco más de 49 mil personas por enfermedades atribuibles al
tabaquismo, es decir 135 personas al día.

Juan Antonio Marmolejo Espinoza, Responsable Estatal del Programa de Espacios 100 por
ciento libres de humo de tabaco de la Secretaría de Salud, explicó que actualmente el
mundo se encuentra en emergencia sanitaria a causa del COVID-19, “si bien es sabido que
el tabaquismo es perjudicial para la mayoría de los sistemas del cuerpo humano,
principalmente los sistemas respiratorios y cardiovascular, se ha podido observar que esta
enfermedad también afecta ambos sistemas y fumar aumenta los riesgos”, alertó el
especialista.
El impacto nocivo del tabaquismo en la salud pulmonar es contundente; sin embargo,
recientemente se ha ido demostrando que también el uso de sistemas electrónicos de
administración de nicotina (SEAN), popularmente conocidos como cigarros electrónicos o
vapeadores, disminuye la capacidad de defenderse de las infecciones respiratorias, por lo
que los especialistas en adicciones y neumología de diferentes países, han coincidido al
afirmar que debido a que el tabaco afecta los pulmones, ante la pandemia COVID-19
podría ser una amenaza especialmente grave para aquellos que fuman tabaco, marihuana
o vapean.
“Se ha señalado también, que en los usuarios de cigarros combustibles y los productos
novedosos y emergentes de tabaco y nicotina (SEAN y productos de tabaco calentado), se
debilita el sistema respiratorio, disminuyendo el número de células del sistema
inmunológico, así como el mecanismo de defensa mucociliar lo cual facilita que los virus y
otros microorganismos generen infecciones, y se agraven, lo cual es esperable también
para el COVID-19”, agregó Marmolejo Espinoza.
Incluso recordó el funcionario que hay investigaciones del Centro de Investigación y
Educación para el Control del Tabaquismo de la Universidad de California, que
encontraron que el humo de tabaco o el aerosol de un vapeador podría transportar el
coronavirus hasta un usuario pasivo, ya que la nube expulsada por los pulmones del
fumador o vapeador puede contener el virus si este se encuentra infectado,
transportándolo así hasta otras personas cercanas y corriendo el riesgo de que se
contagien.
El Gobierno de México privilegiando el derecho fundamental a la protección de la salud de
toda persona, principalmente con el propósito de evitar daños irreversibles a la salud,
particularmente de los jóvenes, promovió un decreto para prohibir la importación de
cigarrillos electrónicos y otros dispositivos similares.
Es muy importante que la población sepa y se haga consciente que al emplear nicotina en
estos dispositivos electrónicos incrementa significativamente el riesgo de adicción en las y
los usuarios, principalmente en jóvenes y menores de edad, “ninguno de estos productos
cuenta con el aval o reconocimiento de la Secretaría de Salud como productos de riesgo
reducido y menos como una alternativa para dejar de fumar”, añadió.

Finalmente el psicólogo Juan Antonio Marmolejo Espinoza emitió algunas
recomendaciones y consideraciones: como el que se evite fumar o vapear en los espacios
cerrados (incluyendo el automóvil), así como en espacios de convivencia colectiva y
familiar sobre todo si hay menores de edad, mujeres embarazadas, personas adultas
mayores o alguna persona enferma, en caso de hacerlo que sea solo en espacios abiertos
y alejados de los demás, sin embargo tenga presente que cada vez que salga de casa
estará más expuesto a un mayor riesgo de contagio de COVID-19; el dejar de vapear o
consumir cigarro electrónico, permite a sus sistema respiratorio estar en mejores
condiciones para afrontar el riesgo de una posible infección en vías respiratorias como el
contagio de COVID-19; Es de valorar el cuidado de su salud y la de quienes le rodean.
Recuerde que la mejor opción siempre es dejar de fumar o vapear, así que puede
aprovechar esta contingencia para dejarlo de forma definitiva; el tener presente que,
aunque estemos aislados o separados, no estamos solos, la línea de la vida de CONADIC
800 911 2000, las 24 horas durante todo el año ofrece información, orientación y
asistencia especializada para ayudarle a dejar de fumar y/o vapear, además de ofrecerle
estrategias de prevención y apoyo psicológico en esta pandemia del COVID-19.