DEBEN FORTALECERSE LAS MEDIDAS DE PREVENCIÓN EN LOS CENTROS PENITENCIARIOS PARA EVITAR CONTAGIOS DE COVID-19.

95

La presidenta de la Comisión de Seguridad Pública, Prevención y
Reinserción Social del Congreso del Estado, diputada Beatriz Benavente,
hizo un llamado a las autoridades penitenciarias a fin de que se
fortalezcan las medidas sanitarias preventivas al interior de los centros
de reinserción de San Luis Potosí, pues con ello, se podría evitar un
brote por contagios de COVID-19.
Indicó que siempre es mayor el riesgo de que se puedan presentar
casos de contagio al interior de los penitenciarios, por el número de
personas que se encuentran confinadas en un espacio. Por ello, es
necesario fortalecer las medidas de prevención.
Recordó que en las comisiones de Salud y Asistencia Social y de
Seguridad Pública, Prevención y Reinserción Social ya se aprobó el
Punto de Acuerdo que presentó para exhortar a las autoridades a que
apliquen protocolos que protejan la salud de las personas privadas de su
libertad en el sistema penitenciario de San Luis Potosí, el cual, se
pondrá a consideración del pleno del Congreso del estado para su
análisis y posible aprobación.
Implica exhortar al titular del Ejecutivo del Estado, así como al
secretario general del Gobierno del Estado, al secretario de Seguridad
Pública, a aplicar los Estándares Avanzados de Naciones Unidas para el
Sistema Penitenciario Mexicano (UNAPS por sus siglas en inglés) COVID-
19, para garantizar la vigencia de los postulados de nuestra Carta
Fundamental en torno al derecho a la salud.

2
Dijo que las personas confinadas en convivencia masiva son propensas a
un contagio y entonces será complicado detener un brote de esta
magnitud, lo que debe obligar a las autoridades a tomar todas las
medidas necesarias para evitar contagios a tiempo.
Por la interacción que predomina al interior de estos centros
penitenciarios, por la diaria convivencia entre la población privada de su
libertad, sus familiares, custodios y autoridades judiciales, es que se
hace necesaria la aplicación de los estándares especiales UNAPS COVID-
19, mismos que contemplan su desarrollo en dos etapas, preventiva y
de atención a la emergencia.
La etapa preventiva es la conjunción de la participación del área médica
y del área de trabajo social para promover al interior de la población,
con la plantilla de custodios y las autoridades que se encuentren
laborando las medidas preventivas y de higiene, además con los
familiares que asisten a las visitas respectivas, considerando la
posibilidad de evitar o restringir en su caso la visitas familiares y
definitivamente evitar la presencia de menores, personas de la tercera
edad y aquellas tengan alguna enfermedad degenerativa.