El investigador Toro Vázquez indica que las grasas pueden ser benéficas el ser humano

288

El doctor Jorge Fernando Toro Vázquez, reconocido investigador de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, se presentó en las instalaciones del IPICYT dentro de su tradicional Conferencia Magistral de cada mes, en donde habló de la importancia que tienen los lípidos en materia de salud y en la elaboración de productos de consumo humano.

Su conferencia denominada: “Los lípidos de sistemas alimentarios y el auto-ensamble molecular como alternativa para estructurar aceites vegetales”, fue presentada ante estudiantes de maestría y doctorado principalmente de la División de Biología Molecular, así como para investigadores del propio Instituto.

“Los lípidos, como los conocemos, siempre han tenido el estigma de ser causantes del deterioro de la salud, y mi intención es que también pueden ser usados para elaborar productos alimenticios más saludables”, indicó el investigador de la UASLP.

Agregó que se tiene un estigma o mito acerca de los lípidos (grasas), pero los lípidos también pueden ser benéficos y ser utilizados en sistemas alimentarios, en productos cosméticos, o en productos farmacéuticos.

Jorge Fernando Toro Vázquez indicó que la importancia de la investigación es que se puede evitar el uso de otros componentes para disolverlos, hacerlos más saludables, más eficientes para uso farmacéutico, incluso más baratos y de uso humano que no afecte la salud.

Habló de la importancia de las propiedades físicas de los organogeles y en su aplicación en aceites vegetales saludables, ya que a partir de esto se pueden formular alimentos sin el uso de grasas saturadas o ácidos grasos de los denominados trans que afectan la salud al ser detonantes de enfermedades cardiovasculares y de síndrome metabólico.

El doctor Toro Vázquez es un reconocido científico de México, ha publicado más de 90 artículos en revistas científicas, miembro de la Academia Mexicana de las Ciencias, dos veces Premio Nacional de Alimentos y el primer latinoamericano en obtener el premio “Timothy L. Mounts”.