Facultad de Psicología UASLP reabre la Maestría en Educación

0
29

 

La Facultad de Psicología de la UASLP anunció que para el ciclo 2018 reapertura de la Maestría en Educación y está planteando una re estructuración de la Maestría en Psicología que se imparten en dicha facultad.

 

Lo anterior lo dio a conocer el doctor Alfredo López Huerta, coordinador de la maestría en psicología de la Facultad de Psicología de la UASLP

Informó que, a la fecha, está abierta la convocatoria para los interesados en participar de la maestría en educación, siendo la fecha límite de entrega de documentos el viernes 8 de diciembre, “se está solicitando documentación de corte académico para garantizar que su posgrado sea de utilidad en lo que están realizando”.

Subrayó que la maestría en educación tiene ahora un perfil renovado y diferente, “buscamos atender a profesionistas en general interesados en cursar el posgrado sin dejar de atender sus asuntos laborales, por lo que se realizará los fines de semana, viernes y sábado.

El posgrado está dirigido a las personas que ejercen una función en el contexto de la educación, puede ser en la gestión, docencia o desarrollo de programas. Tiene una duración de dos años, la oferta es de alta calidad.

La planta docente cuenta con personal con nivel doctorado, la mayoría parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Dijo que la recepción de documentos ha tenido respuesta favorable, “el programa estuvo en receso, ahora con la reapertura veremos sobre la marcha si el reingreso se realiza de forma generacional o anual”.

Para mayores informes los interesados pueden acudir a la Facultad de Psicología en el área administrativa de posgrado, y en el teléfono 8 32 10 00 extensión 9316 y 9317.

Sobre la reestructuración de la Maestría en Psicología, el especialista manifestó: “estamos en este proceso y esperamos ofertar el próximo año, quizá, bajo un esquema diferente. Tuvimos un cambio importante en la planta docente, cuando inició el posgrado teníamos una planta docente con perfil profesionalizante y conforme fueron pasando los años se incrementó el número de doctores en la Facultad y en el Sistema Nacional de Investigadores, por lo que cambia el perfil del posgrado”.

Indicó que el actual está en ese proceso de cambio: “toda reestructura es complicada porque hablamos de un posgrado grande y siempre es una probabilidad que a veces no se lleguen a acuerdos, pero es parte del trabajo, y obviamente siempre con la perspectiva de presentar la mejor opción. En el posgrado contamos con profesores comprometidos en el área de educación y psicología, lo que facilita el proceso de cambio curricular y perspectiva o visión del posgrado. Tenemos las herramientas para hacerlo de la mejor manera. Obviamente, se echará mano de la experiencia”.

Concluyó que en este año cumplirían 15 años del posgrado en el programa nacional de posgrados con las diferentes denominaciones que ha tenido, “por lo tanto, los catedráticos cuentan con un cumulo de experiencia, tanto en el diseño del programas académicos como en la forma operativa de llevarlo de manera exitosa”.

Apuntó que una parte importante de los posgrados es la conclusión de las tesis de los estudiantes en las que afortunadamente hay indicadores por encima de lo que exige el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).