HAY UNA “RED DE POLÍTICOS” DETRÁS DE LA PRESA LA BOQUILLA: GOBIERNO FEDERAL

109
  • El Subsecretario de Seguridad afirmó que “hay una red de políticos acaparadores de agua y presuntamente delincuentes vinculados a esta trama”, dijo que “no es un movimiento espontáneo”.

Durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador se culpó a Javier Corral Jurado, de llevar a cabo la simulación del enfrentamiento con César Duarte Jáquez, esto con el fin de la toma de la presa “la boquilla” en Chihuahua, donde se presunta participó un operador del crimen organizado.

A raíz de esto el gobierno federal expuso una “red de políticos” que se sospecha que estuvieron involucrados en dicho evento, este a su vez repercutió en la retención del líquido hacia Estados Unidos y con el incumplimiento de un contrato que se firmó en 1944.

El subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja indicó que el 3 de diciembre de 2019, la Secretaría de Gobernación, los gobernadores de Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila llegaron a un acuerdo donde Javier Corral se comprometió al cumplimiento del acuerdo con el país norteamericano, por lo que después, el primero de agosto firmo una propuesta para los escurrimientos y las entregas de agua. Sin embargo, dos semanas después desconoció lo acordado con Roberto Velasco Álvarez, director general para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Mejía Berdeja exteriorizó  “¿Qué pudo haber hecho que se cambiara la posición de Javier Corral, más allá de su congruencia o incongruencia política y personal? Pues hay todo un entramado de intereses políticos y económicos que han usufructuado para su beneficio el agua y han puesto en riesgo un tratado internacional”.

Posteriormente el subsecretario puntualizó que detrás de las protestas y el cierre de la presa “la boquilla”, se involucró a la familia Urionabarrenechea Sánchez la cual está ligada César Duarte. “El suegro de uno de ellos, Raúl Enrique Javalera, fue el presidente de la Junta de Aguas y Saneamiento de Chihuahua. Este grupo es importante porque estuvo atrás en gran medida de la movilización y están ligados a César Duarte, por eso advertimos que el supuesto pleito entre Duarte y Corral es nada más testimonial” expresó el mandatario. Consecutivamente expuso que dicha familia tiene casi un total de 9 millones de metros cúbicos y que tienen diversos permisos para la explotación del agua. También señalo que  están involucrados en diferentes temas relacionados con negocios y el provecho del agua en la región.

El mandatario de seguridad explicó que durante un evento sobre la planta de tratamiento de agua de Delicias en el 2019, se vio a Carlos Cuevas Abundis acompañando a Javier Corral y los exgobernadores de Chihuahua José Reyes Baeza y Fernando Baeza Meléndez. En cuanto a Cuevas Abundis el subsecretario expuso que “es una persona que se ha dedicado a la delincuencia organizada y al llamado huachicol, está en el Centro de Reinserción Social (Cereso) 1 de Chihuahua y tiene nexos con un operador del cártel de Pacífico, Juan Carlos Pérez, alias “El Placas”,  

Por ello, el Subsecretario de Seguridad afirmó que “hay una red de políticos acaparadores de agua y presuntamente delincuentes vinculados a esta trama”, dijo que “no es un movimiento espontáneo”, pues el abastecimiento de agua para las personas agricultoras en la entidad ha estado garantizado.