Imparte CJM capacitación a policía municipal de SLP

233

El Centro de Justicia para las Mujeres (CJM) de San Luis Potosí, capacitó este día a
elementos de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal (DGSPM) en temas de
perspectiva de género, tipos de violencia, protocolos de atención, medidas de protección
y actuación de policías en casos de violencia contra las mujeres.
Al darles la bienvenida, la coordinadora del CJM, Julieta Méndez Salas, destacó el interés
de la Dirección de Seguridad Pública Municipal para brindar más información a sus policías
y sensibilizarlos el tema de violencia de género.
Méndez Salas calificó como un hecho sin precedentes este primer acercamiento, porque
el CJM tiene que realizar un trabajo coordinado para dar respuesta a lo que las mujeres en
situación de violencia necesitan.
“Esta capacitación es muy oportuna para empezar a compartir experiencias que tanto
ustedes como policía y nosotros como Centro de Justicia vivimos día con día para
defender los derechos de las mujeres”, señaló.
Está reunión con la DGSPM, significa reforzar el trabajo especializado que viene haciendo
el CJM con la Policía especializada en delitos de género a cargo de la Secretaría de
Seguridad Pública del Estado, a fin de contribuir a que los casos de violencia de género
sean atendidos de manera eficaz, indicó Julieta Méndez Salas.
Por su parte, la Jefa de la Unidad de la Policía Especializada en Violencia Intrafamiliar y
Género de la DGSPM, Yoana Rea Osornio invitó a sus compañeras y compañeros policías a
aprovechar la información compartida, porque indicó, día a día se atienden casos de
violencia familiar y es importante contar con la información que nos permita brindar
ayuda efectiva a la ciudadanía.
Cabe señalar, que este taller es parte de cuatro capacitaciones que se brindará a diversas
áreas de la DGSPM, con el propósito de sensibilizar a los elementos para ejecutar con
perspectiva de género en las distintas actividades que realizan de manera diaria y al
momento de atender los asuntos donde se involucran de manera directa a mujeres, sus
hijos e hijas en situación de violencia.