IMSS emite recomendaciones para el cuidado del adulto mayor

443

Para que las y los adultos mayores puedan llevar una vida de calidad, es indispensable la participación de la familia o personas a cargo en el cuidado y atención de sus padecimientos o sus necesidades, consideró el coordinador de Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí, Efraín Luna Barrios, quien recomendó algunos cuidados básicos del adulto mayor.

 

El apoyo de algún familiar o cuidador es indispensable en pacientes de edad avanzada, a partir de los 65 años dependiendo de padecimientos, ya que a consecuencia de la edad se va debilitando la vista, presenta dificultad en el movimiento articular, desgaste muscular, entre otros lo que puede complicar el atenderse o ver por sí mismos.

 

El cuidado e hidratación de la piel en el adulto mayor es indispensable para evitar llagas o laceraciones que puedan infectarse, ya que en edad adulta la piel se va adelgazando y puede dañarse fácilmente, además es importante también la protección solar y utilizar bloqueadores para prevenir el cáncer de piel.

 

Otro problema frecuente de los adultos mayores es el insomnio, por lo que es importante acompañarlos y motivarlos a la realización de alguna actividad física de bajo impacto como caminar alrededor de 30 minutos diarios, como máximo, lo que puede ayudar en conciliar el sueño, así como también a oxigenar el cerebro y mantener en funcionamiento sus articulaciones.

 

De los cuidados recomendados, también mencionó que es importante no exponerlos a cambios bruscos de temperatura, sobre todo actualmente, cuando se presentan diferentes tipos de clima durante el día, por lo que es recomendable mantener regulada adecuadamente su temperatura corporal con diferentes tipos de ropa y evitando ambientes muy fríos o con temperaturas muy altas.

 

Asimismo, mencionó que es importante la aplicación de vacunas después de los 60 años, como la antineumocócica e influenza, para prevenir padecimientos respiratorios durante la temporada invernal.

 

En el caso de las y los pacientes de edad avanzada con algún padecimiento crónico como diabetes, hipertensión o enfermedades pulmonares, es necesaria la atención y vigilancia de sus tratamientos.

 

Finalmente, Luna Barrios señaló que si el adulto mayor cuenta con la guía de algún familiar o cuidador que esté atento a su cuidado y necesidades, se pueden evitar ciertos daños y riesgos a la salud, identificar a tiempo problemas en su salud y acompañarlos oportunamente al médico para poder recibir tratamiento y ofrecerle una mejor calidad de vida.