IRÁN EJECUTA A CAMPEÓN DE LUCHA LIBRE

116
  • Se apagó la vida de la estrella de la lucha libre en Irán, Navid Afkarai, de 27 años, cuyo  crimen fue participar en una manifestación contra el gobierno, quien lo ha ejecutado el día de hoy.

Este sábado se informó que el competidor de lucha grecorromana,  Navid Afkari ha sido ejecutado por el Gobierno de su país, esto después de que diversas figuras públicas y campañas internacionales pidieran clemencia hacia el caso del deportista.

Afkari perdió la vida en la horca de la prisión de Adel Abad en Shiraz, donde se encontraba encarcelado desde que fue detenido en 2018, así lo informó el jefe del departamento de justicia de la provincia meridional de Fars. Esta sentencia se liberó a partir de que se le imputará el participar en las protestas contra el gobierno iraní y fue acusado de asesinar a un funcionario durante dichas manifestaciones, todo eso a pesar de defender su inocencia.

Como resultado, un gran número de organismos internacionales y de derechos humanos llevaban tiempo denunciando que dicha acusación se había producido de manera ilícita y que se trataba de una condena política. Entre los que entraron en su defensa tenemos al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, la Federación Internacional de fútbol (FIFA), el presidente de la UFC Dana White e incluso Donald Trump

El presidente de Estados Unidos escribió vía twitter el pasado 3 de marzo,  “Escuchar que Irán está buscando ejecutar a una gran y popular estrella de la lucha libre, Navid Afkarai, de 27 años, cuyo único acto fue una manifestación contra el gobierno en las calles. Estaban protestando por el “empeoramiento de la situación económica y la inflación del país (…). A los líderes de Irán, les agradecería mucho que perdonaran la vida de este joven y no lo ejecutaran. Gracias”

En consecuencia el gobierno Iraní emitió un video donde el luchador anuncio que confesaba haber apuñalado dos veces a la víctima, una confesión que fue puesta en entredicho por organizaciones humanitarias como Human Rights Wacht, que revelaron que se había obtenido bajo torturas, ya que informaron tener un cinta de audio donde Afkarai reconocía haber sido torturado y forzado a confesar un crimen que no había cometido.