Las políticas educativas deben considerar los saberes comunitarios para incentivar el uso de las lenguas indígenas

229

Oaxaca, Oax, a 19 de junio de 2018.- Al concluir el Primer Congreso Internacional de Fomento a la Lectura en Lenguas Indígenas, organizado por la Secretaría de Cultura Federal y el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), en colaboración con la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca y diversas instancias nacionales e internacionales, se consideró que traducir las lenguas es importante para mostrar toda su complejidad y se reconoció que sus usos y significaciones se transforman constantemente como cualquier otro idioma en movimiento.

Luego de tres días de intercambio de experiencias y conocimientos en los que participaron 74 ponentes nacionales e internacionales, quienes coincidieron en que hay una escasa oferta editorial en el país y poca producción de materiales de lectura, se destacó la necesidad de buscar el financiamiento del Estado para impulsar la publicación de libros en lenguas indígenas y fomentar el proceso editorial al interior de las comunidades indígenas.

Los asistentes a este Primer Congreso fueron de 13 países: Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, España, Estados Unidos, Guatemala, Inglaterra, Paraguay, Perú, Portugal y Venezuela. La asistencia estimada fue de cerca de dos mil 500 personas y el impacto en redes sociales fue cercano a los 600 mil usuarios.

Los participantes reconocieron la necesidad de preservar, fortalecer y desarrollar las lenguas indígenas y destacaron que estos idiomas cumplen una función comunicativa y deben considerarse clave para su uso en los ámbitos público y privado.

Otra de las conclusiones preliminares del Congreso fue que las políticas educativas deben considerar la inclusión de los saberes tradicionales y comunitarios para incentivar el uso de las lenguas indígenas y que estas acciones deben ser diferenciadas, considerando las características inherentes de cada una de las lenguas y los procesos de cada pueblo y nación.

Se informó que en los próximos meses se trabajará en el análisis de todas las propuestas y reflexiones que se presentaron, a fin de preparar una agenda o ejes de acción para los próximos años y con vistas al 2019, Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

Los participantes destacaron también que una lengua es una representación de la vida cotidiana y que alentar su uso y difusión es una manera de crear espacios para su revitalización.

También dijeron que un idioma va más allá de la mera transmisión de palabras, conecta al ciudadano con su origen, y además es un instrumento de poder y negociación.

El objetivo general del Congreso fue reflexionar sobre la situación actual de las prácticas lectoras y del fomento a la lectura, la escritura y la oralidad en lenguas indígenas, con el fin de proponer estrategias que contribuyan a la formación de comunidades lectoras tanto en México como en otros países. Al finalizar se informó que la próxima sede será en el estado de Campeche, en el 2019.