Lo mejor de la cartelera en SLP: Por el Sr. XXX

682

Era el año 2012 y Clint Eastwood, director de la 4ta. versión de “A star si born” (Nace una estrella) anunciaba el retraso de la filmación ya que su protagonista Beyoncé había resultado embarazada. El proyecto pasó varios años en la congeladora hasta que la producción anunció a Bradley Cooper como Director y éste a Lady Gaga como protagonista. Pero esperen…alguien en ese entonces sabía que Lady Gaga sabía cantar y además podía actuar?
Debo confesar que fui uno de los principales detractores de la llamada “Mother Monster” en sus primeros y más exitosos años dentro de la escena pop. Más aún cuando su legión de seguidores se empeñaban en nombrarla la sucesora de la reina del Pop, cuando ese trono es y será de la única e irrepetible Madonna.
Pero entonces llegó el 2016. Lady Gaga ganó un Golden Globe como mejor actriz por la 5ta temporada de American Horror Story y cómo olvidar aquella presentación en la entrega de los Óscares ese mismo año cantando “‘Til it happens to you” conmoviendo hasta las lágrimas a la realeza de Hollywood. No ganó el premio a mejor canción original, pero después de eso mi opinión hacia ella cambió. Lady Gaga es una artista completa que canta como pocas, compone y además sabe actuar. Lo siento Madonna, aunque he visto mil veces “Evita”, ya hay alguien que lo hace mejor que tú.
Con 3 versiones previas y en las ultimas con nombres como Judy Garland y Barbra Streisand en los roles protagónicos, realmente no hay mucho más que se pueda contar sobre la trama de la película, la cual exhibe la cruda verdad sobre la industria de la música: el estereotipo contra el talento.
Bradley Cooper además de debutar como director y cantante, actúa llevando realmente el peso de la película mientras que Lady Gaga, en momentos se interpreta a sí misma.
“Nace una estrella” tiene dos puntos importantes a favor. Su soundtrack que ya es #1 en el Hot 200 de Billboard. Realmente se agradece que Bradley Cooper evitara el truco gastado de poner otra voz a sus interpretaciones y tomara lecciones de canto durante un año. La química entre los dos protagonistas va más allá de la película ya que ambos compusieron 8 canciones, algunas en colaboración con el rey Midas de la música Mark Ronson.
El otro punto a favor es la credibilidad de los personajes: Bradley Cooper deja su papel de galán para transformarse en un artista en decadencia consumido por las adicciones y Lady Gaga nos ofrece una imagen fresca sin maquillaje, alejada de sus excentricidades y más cercana a Stefanni Joanne Angeline Germanotta. Hace falta decir más?