LO MEJOR DE LA CARTELERA EN SLP por “El talentoso Mr. Ripley”

418

“Museo”, la película ganadora del Oso de Plata al mejor guión original en el pasado Festival de Berlín, recién se estrenó en nuestro país bajo la dirección de Alonso Ruizpalacios generando interés desde antes de su estreno no sólo por ser la película más reciente de Gael García Bernal sino por estar basada en uno de los eventos más infames de la historia reciente de nuestro país: el robo al Museo Nacional de Antropología e Historia en la víspera de Navidad de 1985. Mención aparte es el hecho de ser la primera película mexicana original de YouTube.
Si ustedes están esperando ver un documental histórico apegado a la realidad será mejor que se queden en casa, pues la película toma como base el hecho pero con muchas licencias históricas. Lo que menos importa es el porqué del robo ya que la trama gira en torno a la lealtad, la codependencia, la crítica social, las relaciones entre padre e hijo de la mano de personajes entrañables que te dejan cuestionando si es más ético que un mexicano robe un tesoro prehispánico o que esos mismos tesoros caigan en manos extranjeras: por si algunos no lo saben el verdadero penacho de plumas de quetzal de Moctezuma está en Austria. Lo que es igual a decir que no hay preservación sin saqueo.
El largometraje ha sido elogiado por su particular narrativa y estética cargada de matices, pero para mi sorpresa, quien salva la película es el personaje interpretado por Leonardo Ortizgris quien da vida a Benjamin Wilson, el mejor amigo de Juan Núñez (Gael García), algo así como el Sancho Panza de Don Quijote, o el Sam de Frodo Bolsón. Los dos amigos treintañeros son eternos estudiantes de veterinaria que siguen viviendo en casa de sus padres y que después de perpetrar el robo se enrolan en una roadmovie que los lleva a descubrir el verdadero valor de la amistad y el sacrificio.