MATERIALES MÉDICOS PARA LA PROTECCIÓN DE LA SALUD SON TIRADOS EN LA VÍA PÚBLICA Y LOS USADOS EN HOSPITALES NO TIENEN MANEJOS EFECTIVOS, DICE EL DIPUTADO CANDIDO OCHOA ROJAS

85

ES NECESARIO LEGISLAR PARA REGLAMENTAR SU MANEJO Y DESTINO FINAL, PROPONE

El incremento por el uso de materiales médicos para la protección de la salud como cubre bocas, guantes, jeringas, gogles y batas, está generando un serio problema de contaminación, ante la falta de mecanismos efectivos para controlar los desechos en los lugares adecuados para la reposición de la basura, por lo que es necesario legislar para reglamentar su manejo y destino final.

Reconoció lo anterior el presidente de la Comisión de Ecología y Gestión Ambiental de la LXII Legislatura diputado Cándido Ochoa Rojas, al tiempo de señalar que desgraciadamente estos materiales médicos son desechados con la basura doméstica, representando un serio riesgo de contagio para la población e incluso, refirió que en la mayoría de los casos son tirados en la vía pública.

Destacó que la pandemia de COVID-19, ha generado que la población utilice los materiales para la protección de la salud, sobre todo lo que se refiere a los cubre bocas y guantes, sin embargo, ha faltado información de la autoridad competente para que los ciudadanos conozcan la manera para llevar a cabo la separación de estos residuos infecciosos, esto sin contar que también se desconoce el destino final que se les debe dar para evitar que pongan en riesgo la salud de otras personas.

El legislador Cándido Ochoa Rojas, dijo que “en el aspecto de los hospitales y las clínicas, si están cumpliendo con la separación de estos materiales, sin embargo donde se ha generado una problemática y se ha tenido un descontrol es en los hogares, porque el COVID-19 es algo relativamente nuevo y que como consecuencia se utilizan una sinnúmero de artículos de protección para la salud que desgraciadamente son mezclados con la basura domestica e incluso tirados en la vía pública”.

Insistió en señalar que ante la necesidad de llevar a cabo un manejo adecuado de desechos médicos u hospitalarios, como es el caso de cubrebocas y guantes en domicilios, se buscará trabajar en una iniciativa para establecer medidas de prevención de dichos materiales, para que  no sean factor de riesgo en la propagación del virus de COVID-19.

“El problema es cuando el material médico sale de los hospitales, porque se genera un foco de infección, por eso estoy trabajando para presentar una iniciativa que regule estas actividades para que estos residuos sean separados hasta el final y no que se mezclen con la basura ya que es un problema de salud que existe y que no está regulado”, finalizó.