Noche de magia y juego

367

La noche fue algo mágica para el equipo de San Luis Potosí, ellos estaban
conscientes de que venían con un marcador adverso por el gol en contra.
Aún con eso el equipo no se deprimió y salió con armas a tomar y quedarse con el
trofeo de ascenso, trofeo que significa medio boleto para llegar a la fiesta grande.
El equipo potosino tomó la cancha siempre motivado por el profesor Alfonso Sosa
y estuvo dispuesto a dejar todo en el campo de juego.
Después de un par de jugadas el equipo logró llevarse el balón al terreno contrario
atacando constantemente la portería de los rivales, pero nunca logrando vencer al
portero. Al minuto 32 en un contra-ataque el equipo dorado se dirigió hacia el
marco potosino y después de un par de jugadas el #9, Jorge Cristian Córdoba,
logró vencer la defensa del atlético y anotar un gol, gol que consiguió silenciar el
estadio por un par de minutos, después del silencio el ánimo volvió con más fuerza
porque toda la afición solo quería ver una cosa:
un San Luis Campeón.

Continuaron así hasta los 45 minutos reglamentarios pero en los minutos
complementarios, el equipo potosino alcanzó con un par de jugadas darle el balón
al #9, Nicolás Alejandro Ibáñez, que se encargó de otorgar el empate, empate
que fue llevado hasta el medio tiempo.
Comenzando la segunda parte del encuentro el equipo de Dorados se enfocó al
ataque en lleno, nunca dejando espacios y bloqueando cualquier esfuerzo del San
Luis que siempre buscaba por cualquier medio anotar un gol más. Por desgracia,
al minuto 11 del segundo tiempo, el #7, Edson Ulises Rivera Vargas, obtendría
de nueva cuenta adelantar a los visitantes, bloqueando en todo momento los
ataques potosinos. La defensa, por un descuido del jugador #2, Diego Armando
Barbosa Zaragoza, al minuto 65 en la protección de un ataque, metió un autogol,
hecho el cuál provocó que los potosinos mandaran a toda su fuerza de ataque
pues el juego iba empatado en ese momento aunque el global tenía a los Dorados
como Campeones temporales. Al minuto 75 el #22, Ian González Nieto, asentó
el tercer gol, un gol que dejó ver a la afición potosina bastante motivada pues
sabían que ya estaba el equipo a un gol de lograr levantar la copa.
Al minuto 90 el partido concluyó con un empate, hecho que provocó ir a tiempos
extras, cada uno de 15 minutos. Al Minuto 13 del primer tiempo extra el #10,
Leandro Gabriel Torres, anotó aquel gol que marcaría el rumbo del partido.

Cumplidos los 120 Minutos el Atlético de San Luis se alzó con su primer título
de esta nueva era. Uno de los objetivos que tenía en mente el plantel, ya fue
cumplido. Ya se tiene medio boleto para llegar a las grandes ligas.