OM APLICA MEDIDAS DE AHORRO EN LOS SERVICIOS BÁSICOS DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA ESTATAL

82

Con el propósito de establecer medidas para generar ahorros en el gasto corriente de las dependencias de la Administración Pública centralizada, la Oficialía Mayor del Ejecutivo, envió una circular en donde instruye a disminuir costes, ante la situación financiera que presenta el Estado, con motivo de la crisis sanitaria y económica generada por la pandemia del virus Covid-19.

Por lo anterior, la Oficial Mayor Ada Amelia Andrade Contreras, afirmó que conforme a lo dispuesto por los artículos 3° fracción I y 31 y 41 de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de San Luis Potosí, el Reglamento Interno de la dependencia, el Acuerdo para la Disciplina del Gasto Público y el Fortalecimiento de la Inversión se establecen los controles de ahorro en el gasto corriente de la siguiente manera:

En cuanto a energía eléctrica, se deberán desconectar todos los aparatos eléctricos como computadoras, impresoras, fotocopiadoras, despachadores de agua, cafeteras, frigobares, reguladores, y en general, todo equipo que no se encuentre en uso, y el que se ocupe, hacerlo al término de la jornada laboral. Apagar todas las luces de las oficinas y áreas comunes que no se utilicen.

Asimismo, apagar las luces exteriores de los edificios durante la noche cuando el entorno así lo permita, durante el día deberá estar apagadas sin excepción. Verificar el mantenimiento de las instalaciones eléctricas y todas las que considere necesarias con el objeto de cumplir una meta de ahorro del 10 por ciento.

Sobre el tema de agua potable, se deberán revisar las instalaciones hidráulicas (llaves, tuberías y aljibes) para que no presenten fugas, en caso de encontrarse alguna reportarse a la Dirección de Servicios Generales de esta Oficialía Mayor. Cerrar las llaves de paso y de llenado de aljibes en aquellas oficinas en las que no se tiene actividad laboral. Y todas las que consideren necesarias con el propósito de cumplir con un ahorro del 10 por ciento en este rubro.

Se suspende el suministro de gasolina a los vehículos administrativos oficiales hasta nuevo aviso. Se deberá revisar el parque vehicular con el propósito de identificar aquellas unidades que no son prioritarias para el cumplimiento de las actividades inherentes a cada dependencia, mismas que deberán quedar bajo resguardo. Además, se suspende la recepción de las solicitudes de reparación y/o mantenimiento correctivo vehicular.

Para el servicio de limpieza se deberá realizar un análisis y ajustarse a lo mínimo indispensable de acuerdo a los servicios que actualmente se estén prestando y a las áreas que en este momento estén operando.

Se restringen los gastos por conceptos relacionados con eventos, congresos, alimentos en oficinas, viáticos, pasajes terrestres y gastos de representación, con excepción de aquellos que estén ampliamente justificados, mismos que deberán estar previamente autorizados por la Dirección General de Servicios Administrativos.

De igual manera, se cancelan los gastos de asesoría, consultorías y capacitaciones, salvo las que estén establecidas como meta de programas y respaldadas con presupuesto de convenios con la Federación.

Lo determinado en los rubros de uso de vehículos oficiales, mantenimiento vehicular y dotación de combustibles, no resulta aplicable a la Secretaría de Seguridad Pública (SSPE), además de las instituciones o unidades administrativas que presten servicios públicos de salud, protección civil, defensoría pública y social, distribución de agua potable y programas sociales para atender a la población más vulnerable, así como al Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje.

Andrade Contreras consideró de suma importancia el esfuerzo que realizarán en su conjunto la Oficialía Mayor y el resto de las dependencias públicas, ya que permitirá obtener importantes ahorros que permitirán hacer frente a la contingencia generada por la pandemia del COVID-19.