REFUERZAN CEEPAC E INE, MEDIDAS PARA COMBATIR LA VIOLENCIA POLÍTICA DE GÉNERO

124

El Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (CEEPAC) y el Instituto Nacional Electoral (INE), a través de la Junta local en San Luis Potosí, proyectaron el día de hoy el Documental “La Historia Invisible”, con el propósito de contribuir a que la ciudadanía conozca lo qué es la violencia política de género y las formas en que se ejerce en nuestro país, así como las experiencias y estrategias exitosas que se han dado en el ámbito político al enfrentar este problema.

La presidenta del Organismo Público local, Laura Elena Fonseca Leal y el vocal ejecutivo del Instituto Nacional Electoral, Pablo Sergio Aispuro Cárdenas reconocieron los esfuerzos que se han realizado para combatir la violencia política de género, pero consideraron importante continuar estrechando lazos para erradicarla.

En el evento organizado como parte de las acciones de prevención a la violencia política que realiza la Comisión Permanente de Igualdad de Género y Violencia Política integrada por la consejera Dennise Adriana Porras Guerrero y los consejeros electorales Martín Faz Mora y Edmundo Fuentes Castro; la consejera presidenta reconoció que tras un largo caminar se han logrado pasos importantes para conquistar el derecho de las mujeres a vivir en libertad, igualdad, dignidad y no discriminación.

Fonseca Leal, dijo que aunque el siglo XXI ha sido denominado el siglo de las mujeres y el año 2019 ha sido nombrado el año de la paridad, es preciso hacer hincapié, “que la participación activa de las mujeres en los distintos ámbitos en los que se desempeñan, aún enfrenta diversos obstáculos lamentables como la violencia de género, que le impiden desarrollarse con libertad”.

Dijo que las instituciones en el estado deben hacer un alto en el camino para “reflexionar sobre la importancia de seguir luchando por la igualdad de mujeres y hombres y la no violencia en el hogar, nuestra comunidad e instituciones”.

Destacó que “las mujeres somos mayoría en la construcción de democracia, sin embargo, aún nos falta ocupar los mismos espacios para ir de la mano con los hombres, en las mismas condiciones de igualdad, pero sin sufrir violencia y discriminación no siempre denunciada por sus repercusiones en la casa y en la comunidad”.

Finalmente reconoció la valía de las primeras mujeres que se atrevieron a luchar por la reivindicación de sus derechos y pugnó porque se siga enarbolando la bandera de la igualdad, de la no discriminación, y la no violencia.