Vivamos el aquí y el ahora

770

«La atención Plena o Mindfulness, es un estado de conciencia de total ahoridad, por el que nos damos cuenta de lo que estamos viviendo, al tiempo que soslayamos juicios y observamos los propios procesos mentales en apertura fluida al devenir».

José María Doria

Colaboración de Coco Zavala para más información contáctala en sus redes sociales en Facebook como @Mediación y Mindfulness San Luis Potosi

En días pasados, un amigo Mediador de Uruguay comentaba conmigo la maravilla de los avances tecnológicos, que nos permiten tener comunicación en tiempo real con otra persona sin importar el lugar del mundo en el que se encuentre, pero también mencionaba por otro lado, como ésta, en exceso, lleva a las personas a aislarse y adormecerse en una vida vacía.

Y la cuestión es que en todo, debe de existir un equilibrio.

En reflexiones anteriores, se ha mencionado que nos movemos entre los dos tiempos sobre los cuales no podemos tener control cual ninguno, que son el pasado y el futuro, lo que nos impide disfrutar del único momento que en realidad tenemos, que es el presente, nuestro aquí y ahora.

Y no es dificil, por llamarlo de alguna manera, situarse en él cuando logramos identificar en nuestra vida los tres obstaculos que nos lo impiden y que son: las expectativas, la resistencia al dolor y la dispersión.

Generalmente generamos expectativas de algo o de alguien, porque lo que sucede “debería de ser como yo digo, como yo quiero o como yo creo”

Cuando damos apertura y flexibilidad a permitir que las cosas sean como son y dejamos de lado el juicio, nos abrimos a la oportunidad de vivir y disfrutar cada momento como es.

En la vida existen el placer y el dolor, y aunque sabemos que este último es parte inevitable de la existencia, nos resistimos a él, añadiendole la carga del sufrimiento; pero si reconocemos el dolor y lo miramos de frente, este remitirá, porque lo hemos aceptado y hecho consciente, al entender que forma parte de mí crecimiento y aprendizaje; un niño previo a aprender a caminar, se enfrenta a varias caidas, mismas que le producen dolor, pero en su ausencia de juicio, el niño trasciende esa situación displacentera y logra erguirse y caminar.

Los pensamientos están en un constante devenir en nuestra mente, lo que nos mantiene dispersos y en el piloto automático, que nos lleva a reaccionar en lugar de responder ante los acontecimientos cotidianos; y una forma de mantenernos enfocados es a través de la Atención Plena o Mindfulness, que nos permite convertirnos en observadores de nuestros pensamientos, para dejar de engancharnos en ellos.

Siendo la invitación por tanto a vivir antes de morir.