Volver al amor

938

“El amor no abriga resentimientos. Quiero despertar

A la verdad de mi Ser dejando a un lado todos

Mis resentimientos y despertando en El”.

UCDM

Colaboración de Coco Zavala para más información contáctala en sus redes sociales en Facebook como @Mediación y Mindfulness San Luis Potosi

Un Curso de Milagros nos menciona que en la vida solamente hay dos caminos: el amor y el miedo, con todo lo que cada uno conlleva.

Y ésta semana, me hice el propósito de observar el lenguaje no verbal de las personas con quienes me topara, ya fuese caminando o en el automóvil, y desafortunadamente en un porcentaje muy elevado, éstos reflejaban ansiedad, tensión, angustia… es decir, distintas caras del miedo.

Hoy, vivimos en un mundo de ignorancia, y no en el sentido académico de la palabra, sino desde el desconocimiento de que el amor está en nuestro interior; somos seres de amor, como decía Facundo Cabral, “No hacemos el amor, el amor nos hizo”, pero hemos dado cabida a todas las voces, que nos hemos olvido de escuchar la principal: la propia; y en esa Torre de Babel, nos sentimos separados y sepultamos nuestra esencia divina,  generando resentimientos y culpas, buscando venganza en el hermano, olvidando que mi hermano Soy Yo y Yo Soy mi hermano. Creencias limitantes como la separación, la culpa y el juicio, nos mantienen tras los cerrojos de la prisión, privándonos de vivir la experiencia más maravillosa del Ser Humano; El Amor.

Y la invitación es volver a él, para dejar de hacer la guerra; para dejar de querer tener siempre la razón; para dejar de sentirme superior a; para dejar de poner barreras y vivir,

entendiendo que no hay separación y que estoy en unidad con el Todo y con todos.

Ramana Maharshi, decía:… la felicidad no es algo que haya que obtener. Por otra parte, usted es siempre la felicidad. Ese deseo nace de la sensación de estar incompleto. ¿Para quién existe esa sensación de estar incompleto? Averígüelo. Usted está dichoso cuando duerme profundamente. Ahora no lo está. ¿Qué se interpuso entre esa dicha y esta desdicha? El ego. Busque su origen y descubra que usted es la Felicidad”