DETECCIÓN OPORTUNA DE CÁNCER DE MAMA SALVÓ MI VIDA: DERECHOHABIENTE DEL IMSS RECUPERADA

37
  • Verónica dio su testimonio como sobreviviente de esta enfermedad
  • “Mis revisiones anuales y una detección oportuna me dieron una nueva oportunidad de vida, aprendí que prevenir es vivir”, afirmó

“Hace tres años que fui diagnosticada con cáncer de mama; afortunadamente tuve una detección oportuna y atención médica especializada. Hoy puedo dar testimonio de que esta enfermedad es curable si es detectada a tiempo”, narró en entrevista la señora Verónica Moreno, derechohabiente del IMSS en San Luis Potosí.

En el marco del Mes de Sensibilización del Cáncer de Mama, Verónica comentó que todo comenzó cuando se percató de una inflamación en la axila que le causaba opresión en su brazo; por lo que acudió a consulta médica, donde le ordenaron diversos estudios.

“Fue así que diagnosticaron cáncer de seno, lo cual fue una noticia muy impactante para mí y para mi familia”, compartió.

Expresó que, al principio, esta situación fue estremecedora, “lo viví como un duelo, fue algo difícil y doloroso; cambió mi vida personal e incluso la de mi familia, pero algo importante aprendí: que la vida es un ‘abrir y cerrar de ojos’”.

Verónica refirió que la detección de su enfermedad fue muy oportuna, debido a que siempre realizó sus autoexploraciones de seno y acudió periódicamente a practicar sus estudios, lo que permitió que tuviera un diagnóstico y tratamiento adecuados.

“Cuando me retiraron el tumor, éste medía casi 14 centímetros; aprendí también que prevenir es vivir”, señaló Verónica.

Comentó que, el proceso posterior a la cirugía fue desgastante y su vida cambió, pero dijo sentirse muy afortunada, debido a que el cáncer de mama fue detectado a tiempo.

Por su parte, el Dr. Rodolfo González América, ginecólogo oncólogo del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 del IMSS en San Luis Potosí, manifestó que el cáncer de mama representa un problema de salud pública, cuya detección en etapas tempranas mejora mucho la condición de su pronóstico en temas de tratamiento y control de la enfermedad; desafortunadamente muchos casos son detectados en etapas avanzadas debido a la falta de cultura de la prevención y detección.

El especialista comentó que, en mujeres mayores de 40 años de edad, se debe realizar la mastografía de forma periódica, así como estudios de ultrasonido en pacientes menores de 40 años con alguna sospecha. Esta es la mejor forma de detectar anomalías conducentes a un diagnóstico oportuno y comenzar el tratamiento adecuado.

Verónica indicó que “actualmente se tiene ya un gran avance en la medicina y excelentes profesionales de la salud, no estamos solas en esto, el cáncer no significa muerte como se piensa del todo”.

Para finalizar, Verónica mencionó que, gracias a este proceso, después de tres años de haber sido diagnosticada, hoy lleva una vida tranquila y estable, por lo que invitó a las mujeres a cuidarse y realizar la autoexploración, acudir a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) y así tener sus estudios preventivos.