El peso tiene un cierre de año ‘de fotografía’

60

Durante la última jornada de operaciones de 2018, el peso mexicano se apuntó un ‘cierre de fotografía’ y despidió la sesión con ganancias marginales en un entorno de poca liquidez, optimismo comercial entre Estados Unidos y China y ante el cierre parcial del gobierno estadounidense que se extenderá hasta el 2019.

Tras una sesión con poca información económica, el peso registró pocos cambios respecto al 2017 cuando comenzó el año en 19.90 pesos por dólar.

En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 19.95 unidades, cifra ligeramente por debajo de los 20 pesos reportados como cierre por Citibanamex el pasado viernes. Durante diciembre, el peso repuntó alrededor de 3.4 por ciento.

De acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México (Banxico), el dólar interbancario cerró la última sesión del año en 19.6512 unidades. En el día, el peso avanzó marginalmente 0.0125 centavos, equivalente a 0.07 por ciento.

Durante la jornada, el peso tocó un mínimo de 17.9401 pesos y un máximo de 20.9605 pesos.

A nivel internacional, el índice dólar mostró un retroceso de 0.22 por ciento, que lo ubican en 1195.61 unidades. La rupia, moneda oficial de la India, es la que mejor desempeño se apuntó al ganar 1.24 por ciento.

En el tema comercial, las tensiones disminuían luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el sábado en Twitter que tuvo una “llamada larga y muy buena” con su par chino, Xi Jinping, y que Washington y Beijing estaban avanzando en un posible acuerdo comercial. Lo anterior restó presión a las operaciones financieras en los mercados mundiales.

La moneda mexicana cerró la última jornada de la semana pasada con una caída marginal luego de alcanzar en la víspera su mejor nivel en siete semanas ante un dólar débil y un repunte en la aversión al riesgo mundial.

En el balance semanal, del 24 al 28 de diciembre, la ‘suerte’ estuvo a favor del peso al ganar 1.21 por ciento.

Ante este contexto, las principales plazas bursátiles a nivel mundial despedían operaciones con poco movimiento y en su mayoría con un sesgo positivo