ES MILLONARIO EL COSTO POR NO TENER PROGRAMAS TERRITORIALES VIGENTES

59

– Se estima una pérdida de más de 30 millones de pesos diarios

Los programas de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano y de Centro de Población, contribuyen a que se regularice, ordene y de mucha mayor certeza a los asentamientos poblacionales; pero además, resolverían el rezago de esta omisión incurriendo en una posible ilegalidad de la autoridad por más de 17 años, por no haber actualizado los planes para la ciudad.

Así lo señaló el regidor presidente de la Comisión Permanente de Desarrollo y Equipamiento Urbano, Alfredo Lujambio Cataño, quien añadió que es un mandato de ley que la autoridad cuente con programas vigentes “y pasadas administraciones no lo habían hecho”.

Dijo que en caso de que no se lograra o que no se cumpliera el propósito que ordena la ley, se podría incluir en las responsabilidades a miembros del Cabildo y la Administración Municipal actual. El costo de no tener los programas vigentes, advirtió que representa una cifra multimillonaria para todo el sector de la construcción y de la vivienda en San Luis Potosí.

“Se estima en más de 30 millones de pesos diarios el costo de no tener nuevos programas, lo que impide que la economía continúe fortaleciéndose, más aún en este momento de pandemia y de crisis económica”, expresó.

Consideró que la aprobación de los programas de Ordenamiento Territorial y Centro de Población será una de las mejores aportaciones para la reactivación económica, porque es el principal motor de la reactivación de la economía. Confió en que el próximo 2021, los planes para la ciudad ya estén en marcha para que el sector constructor mejore de manera determinante.

Llamó la atención del regidor Lujambio, el retraso en la aprobación del Cabildo de los programas, pues mencionó que las sesiones de análisis técnico y talleres con las comisiones edilicias, se han realizado desde enero, todos los meses, hasta agosto, inclusive durante la pandemia.

En la mesa de trabajo celebrada esta semana, comentó Alfredo Lujambio que fue exhaustiva, con la participación de cuatro comisiones: la de Desarrollo, Equipamiento urbano y Catastro; Gobernación; Alumbrado y Obras Públicas, Derechos Humanos y Participación Ciudadana, en la que también estuvieron presentes representantes de organismos de la sociedad civil, como CANADEVI, CMIC, UUZI y COPARMEX.

En la asamblea comentó que hubo una franca discusión sobre temas trascendentales para la ciudad, en la que se recordó que, en abril de 2019, en la sexta sesión ordinaria de Cabildo de esta administración, se acordó ordenar el IMPLAN y elaborar los nuevos programas.

Durante ese tiempo, dijo el regidor que se realizaron 17 talleres, mismo número de ocasiones en que integrantes del Cabildo estuvieron reunidos, participando, entendiendo y conociendo la elaboración del documento para ser analizado.

Hubo más de 2 mil consultas de participación ciudadana, así como foros donde se incorporaron todos los planteamientos ambientalistas y de preservación de las áreas naturales, y de las zonas de valor ecológico y ambiental de la ciudad.

“El Implan concluyó el proceso, ha turnado el documento a la Secretaría General, misma dependencia que lo envió a las comisiones edilicias para su análisis, y se espera que la aprobación se ejecute a la brevedad”, concluyó Alfredo Lujambio.